20.- Historia de la raza Hackney: La enseñanza del trote y desarrollo de la acción a principios del siglo XX.

< Volver

EL HACKNEY, la enseñanza del trote a principios del siglo XX

Guía del Hackney (1897)– Vero Shaw, revisado por J. Barnes.

No hay duda de que el trote puede ser mejorado considerablemente con un entrenamiento juicioso, pero para lograr los mejores resultados, tiene que haber buen material para trabajar desde el comienzo. Los métodos a adoptar más simples y comunes cuando se desea enseñarle a un caballo a trotar con acción elevada (teach a horse to step) es hacerlo trotar en un camino con paja de rastrojo alta o en uno que este bastante cubierto de cardos o variedades espinosas. Entonces el caballo tiene que levantar las rodillas para evitar el rastrojo o los cardos, y una vez que toma el hábito de hacerlo es probable que la acción continúe. El agregado de peso en la parte inferior de las cañas justo por encima de los nudos es otro e incluso mejor método para uso general, cuando se está enseñando un caballo, pero es el curso más inteligente a seguir después que al alumno se lo ha llevado por un tiempo por el rastrojo con paja alta y entonces se pueden utilizar los dos sistemas. Los pesos consisten en tubos de cuero o goma de la India llenos con pesas, los cuales se atan o sujetan a su posición en las patas, y es buena la variación del peso de vez en cuando. Las ventajas del herrado con peso se han reconocido ampliamente y ha llegado a ser una muy indeseable práctica generalizada entre los expositores de caballos de acción, el herrar los caballos con un peso considerable de hierro, para que vayan “hacia arriba” en la pista. Se extendió de tal modo esta maldad, que no era raro ver un caballo herrado con una sólida pieza de hierro que cubría toda la planta del pie, incluyendo la ranilla y las barras, pero felizmente la Hackney Horse Society ha tomado en cuenta las objeciones a la práctica del sobre-herrado, y reglamentó una regla que dice que ningún caballo por encima de 14 manos de alzada (1,42m) puede ser exhibido con una herradura que exceda las dos libras de peso (907gr), y en el caso de animales por debajo de dicha alzada, potrancas y potrillos de año el límite es 1,5 libras (680gr).

Desarrollo de la acción

Volviendo al tema de enseñar caballos se puede agregar que algunos propietarios emplean durmientes de ferrocarril tendidos a través del camino con el propósito de acostumbrar a los caballos a trotar alto. Hay obvias objeciones a esto, ya que los animales quedan sujetos a lastimarse las patas; y por lo tanto otros entrenadores cavan trincheras poco profundas y tiran la tierra en una especie de montículos de manera de incomodar al caballo si trota corto. Este plan es muy útil para desarrollar acción en los posteriores, ya que estimula a los alumnos a encajar bien las patas por debajo de su cuerpo para evitar las trincheras superficiales y montículos; pero por supuesto, a tales recorridos se debe llevar a los caballos en un andar lento, para evitar accidentes. Unos años atrás se había adoptado abiertamente por algunos expositores una práctica muy abominable y cruel conocida como “cording” (“cuerdeo”), cuyo objetivo era obligar a sus Hackneys a trotar alto bajo la influencia de un dolor insoportable. Consistía en ajustar una soga fuerte, generalmente de látigo, alrededor de la lengua de la desafortunada víctima, atando los extremos a las patas de la embocadura, de manera tal que cuando la rienda principal era tironeada, la cuerda se incrustaba en la lengua, con el resultado de que el caballo en su sufrimiento flexionaba las rodillas. Para su infinito crédito el consejo de la Hackney Horse Society declaró ilegal la práctica del  “cuerdeo” y en consecuencia, aunque se pueda temer que algunos entrenadores, en casa, todavía son indulgentes en esta forma particular de crueldad, el público que visita las exposiciones se salva de la pena de ver las bocas de los caballos que marchan en la pista con sangre.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *